COVID-19 tratado mediante la Oxigenoterapia Hiperbárica en China

Desde Wuhan, China: la Dra. Zhong Yangling, directora del departamento de Oxigenoterapia Hiperbárica del Yangtze River Shipping General Hospital en Wuhan (China) acaba de publicar resultados prometedores del tratamiento de 5 pacientes infectados por COVID-19 (2 de los cuales eran críticos y 3 graves) mediante oxigenoterapia hiperbárica en el Yangtze River Shipping General Hospital en Wuhan.

Según este informe, se añadió tratamiento con oxígeno hiperbárico a los tratamientos integrales que se realizan en la actualidad en el hospital para pacientes afectados por COVID-19, durante 90-120 minutos a presiones de tratamiento de 1.4 a 1.6 ATA (atmósferas absolutas). Los resultados fueron muy alentadores, ya que estos 5 pacientes consiguieron importantes beneficios terapéuticos, incluido un rápido alivio de los síntomas tras la primera sesión. La razón para utilizar este procedimiento es ayudar a combatir la hipoxemia progresiva (niveles bajos de oxígeno en la sangre) que el COVID-19 puede causar. El oxígeno hiperbárico tiene la capacidad de agregar un aporte sustancial de oxígeno adicional al torrente sanguíneo y, por lo tanto, puede ayudar durante estos tiempos de hipoxemia.

La hipoxemia es el determinante clave en el deterioro de los pacientes afectados por el COVID-19. El virus ataca los pulmones y causa inflamación, y el organismo tiene dificultades para transferir suficiente oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. Esta hipoxemia progresiva conduce al aumento de las tasas de mortalidad, ya que los pacientes pueden enfermar gravemente. En la actualidad, por lo general dependen de respiradores artificiales (que en la situación actual no son los suficientes) para ayudar a restaurar los niveles de oxígeno y mantenerlos vivos, mientras el organismo combate el virus y repara el daño pulmonar.

Las ventajas del oxígeno hiperbárico para el tratamiento de la hipoxemia progresiva es que el ambiente hiperbárico (de mayor presión) permite que una mayor cantidad de oxígeno pase a través del tejido pulmonar (que en estos pacientes se encentra engrosado e inflamado) hasta el torrente sanguíneo, tratando directamente la hipoxemia.
Si añadimos a esto la mayor solubilidad del oxígeno en la sangre (en condiciones hiperbáricas) entonces es fácil ver por qué los 5 pacientes refirieron un alivio efectivo de sus síntomas: la Dra. Zhong Yangling informó que después de la primera sesión de oxígeno hiperbárico, síntomas como la disnea (ahogo o dificultad en la respiración) y el dolor en el pecho se redujeron.

Tras la segunda sesión en la cámara hiperbárica, la frecuencia respiratoria disminuyó gradualmente y la dificultad para respirar se alivió paulatinamente. Para correlacionar estos resultados subjetivos, la Dra. Zhong Yangling pudo trazar de modo objetivo una tendencia ascendente significativa de los niveles de oxígeno, día tras día.
Además, la inflamación pulmonar fue valorada por medio de tomografía computarizada (TAC) y los 5 pacientes presentaron una mejoría significativa.

Debemos señalar que el oxígeno hiperbárico no es un tratamiento para el virus COVID-19 y este informe no debería inducir a los pacientes a buscar cámaras hiperbáricas para tratar el virus, especialmente en centros que no estén equipados para tratar enfermedades infecciosas. Sin embargo, este es un documento muy importante que describe el potencial papel clínico que puede desempeñar la terapia hiperbárica en el alivio sintomático de la hipoxemia que se observa en la población afectada por COVID-19.

Con suerte, esto llevará a la comunidad médica a analizar con mayor detenimiento la integración de la terapia hiperbárica y la utilización de sus beneficios fisiológicos clave (es decir, reducir la hipoxia). A su vez, esto podría conducir a una demanda mucho mayor para el uso de cámaras hiperbáricas en hospitales y centros de enfermedades infecciosas para coexistir como terapia de apoyo durante estas etapas críticas.

De esta forma, el despliegue de cámaras hiperbáricas podría ofrecer un importante soporte vital a los pacientes, mientras se administran tratamientos médicos necesarios en el entorno hospitalario. Esto se aplica tanto a las cámaras actuales de tipo hospitalario como a las cámaras hiperbáricas monoplaza, ya que en éstas cámaras los tratamientos pueden realizarse en el área abierta del hospital o de forma ambulatoria.

Cámaras hiperbáricas hospitalarias: según la Dra. Zhong Yangling, estas cámaras pueden ayudar a “mejorar la eficacia del tratamiento, reducir la presión médica y el riesgo de infección, y disminuir la tasa de mortalidad en pacientes críticos”.

Con la actual escasez de respiradores artificiales, la cámara hiperbárica puede ofrecer una ayuda valiosa. El Departamento de Oxígeno Hiperbárico del Hospital General de Transporte de Wuhan Changjiang ha establecido los procedimientos y las medidas de control de infección necesarios para el tratamiento hiperbárico de pacientes con Coronavirus.

Si se sigue, esto podría llevar a un movimiento generalizado de cámaras hiperbáricas para ayudar en áreas donde la demanda local es demasiado grande debido al nivel de pacientes infectados en la comunidad. En Wuhan, los hospitales de Huoshenshan no están equipados con cámaras hiperbáricas, por lo que la construcción de un nuevo sistema de cámaras de oxigenoterapia hiperbárica ha dado comienzo ya en el Hospital Huoshenshan y se instalará y pondrá en servicio para ser utilizado en un plazo de 15 días.

En resumen, esta publicación de la Dra. Zhong Yangling debería alentarnos a analizar la medicina hiperbárica de una forma nueva, cuando se trata de enfermedades respiratorias graves causadas por el coronavirus. Desde que comenzó este estudio, la Dra. Zhong Yangling y su equipo han tratado un total de 35 casos de COVID-19. A medida que esta pandemia continúa, no sabemos qué parte de la población se verá afectada y la carga adicional que deberá soportar nuestro sistema sanitario. Lo que sí sabemos es que este virus afecta principalmente al tejido pulmonar, causando inflamación severa e hipoxemia.
El oxígeno hiperbárico puede ofrecer un suministro terapéutico valioso de oxigenación en tiempos de hipoxemia. Se debería investigar más sobre esto.

Puede leer el informe completo AQUÍ

Descargo de responsabilidad: este artículo no se debe interpretar como un intento de promover el tratamiento de COVID-19 mediante la oxigenoterapia en cámara hiperbárica. Cualquier persona que haya sido diagnosticada con COVID-19 o que se sospeche que tiene esta infección, debe seguir las pautas de las autoridades sanitarias (y no buscar tratamiento en una cámara hiperbárica como alternativa). Este es un material puramente informativo sobre el informe preliminar publicado recientemente por la Dra. Zhong Yangling, en Wuhan (China)

Bienvenid@ a Cámara Hiperbárica médica en Valencia, podemos ayudarte?